Martes 17 de Julio de 2018

Contrapunto

Miguel Ángel Gómez Ruiz

Fecha: 29/12/2017
Hora: 23:09 hrs.


La carrera hacia la presidencia

En plena campaña, los aspirantes a las candidaturas presidenciales como Ricardo Anaya (PAN-PRD-MC), Andrés Manuel López Obrador (Morena-PT-PES) y José Antonio Meade (PRI-Verde-Panal) andan desatados, en busca del voto al interior de las fuerzas políticas que los auspician.

Ya sabemos que López Obrador –quien ha violentado la ley andando en campaña durante cinco años con sus actos que han polarizado al país- será el candidato de Morena, más sus agregados, a sabiendas que él y sus hijos disponen al interior de este partido que ha crecido gracias al descontento popular, pero más aún porque él mismo crispa a la población con sus declaraciones y discursos. No hay nadie más que mande en Morena sino es López Obrador con sus hijos, todos ellos enquistados en puestos clave al interior de Morena.

Ricardo Anaya, quien traicionó los ideales del PAN al borrar categóricamente a personas que le superan en honestidad y popularidad, como los casos de Margarita Zavala y Rafael Moreno Valle, sigue en precampaña y tendrá un camino muy complicado pues sus actos alejaron a gran parte del panismo, que se ha pasado al lado de Margarita Zavala, que busca las más de 800 mil firmas para lograr la nominación.

Por su parte, José Antonio Meade asegura ser un candidato ciudadano y que él será el cambio pero lo único que hace es representar al viejo PRI, porque algo es cierto, no hay un nuevo PRI, sino que ahora quienes lo gobiernan son más jóvenes pero muchos son igual de corruptos que los de antes. El PRI carga una losa pesadísima tras haber sido representado por auténticos sátrapas en gobiernos estatales como Javier Duarte, César Duarte, Roberto Boerge, Rodrigo Medina y de manera reciente Roberto Sandoval, que dejó un caos en Nayarit. El PRI siempre dará más de lo mismo y el ejemplo más claro es la desastrosa actuación de Enrique Peña Nieto, personaje creado por las televisoras que se convirtió de pronto, en el peor presidente que ha dado este país.

Cada uno de ellos irá cayendo con sus mentiras, López Obrador, siempre en ventaja se asemeja a aquél personaje de la caricatura de los “Autos locos”. Pierre No doy una era un villano que se detenía a hacerle trampas a sus rivales, lo que significaba que siempre iba en primer lugar. AMLO sólo se ha aprovechado de su militancia para vivir de ella y de recursos otorgados por el INE, no parece tramposo pero sí tiene una lengua tan larga que termina traicionándole. Cuando comienza a atacar a las instituciones y a darle mucho espacio a sus rivales con sus declaraciones los empodera y pierde. No ha aprendido nada de sus dos derrotas anteriores y va encaminado a una tercera.

Anaya no merece la presidencia por sus traiciones y Meade representa a lo peor del priismo.

En el caso de los independientes, Jaime Rodríguez Calderón el “Bronco” consiguió muy rápido las firmas exigidas por el INE para obtener la nominación y si logra la candidatura dará mucha batalla.

Algo le ha caracterizado durante su mandato, cumplió muchas de sus promesas de campaña y eso le valió la simpatía de mucha gente. Hay quienes le critican que tiene amistad con Carlos Salinas, pero yo pregunto ¿Cómo puede negar AMLO su amistad con Napoleón Gómez Urrutia, Lino Korrodi, Manuel Bartlett y hasta con Elba Esther Gordillo? ¿Cree que los electores son tontos y que no se han dado cuenta que familiares de Gordillo están en su equipo de trabajo? ¿Y acaso los panistas y priistas no tienen como amigos a muchas fichitas que le han hecho daño al país?

Hasta donde se sabe el llamado “Bronco” jamás ha dispuesto de la ayuda de Salinas para gobernar Nuevo León y por el contrario, tiene actitudes muy curiosas, como platicar en redes sociales con sus gobernados y hasta les pregunta si sus proyectos les parecen buenos. Aunque nunca faltan los bots y los inconformes, el “Bronco” superó las expectativas y va camino a la candidatura presidencial.

Del mismo modo, tras ciudadanizar su gobierno, también se la aplicó a los medios de comunicación –la mayoría paleros del PRI- y no les dio un centavo, lo que le valió muchas críticas pero eso poco le ha afectado, pues siempre ha salido a explicar el porqué de sus acciones.

Poder Judicial en Veracruz, un desastre

Aunque hemos escrito sobre personajes destacados dentro del Poder Judicial en Veracruz como ha sido el caso de la magistrada Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros, también hay puntos oscuros que se tienen que dar a conocer. El presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura, Edel Álvarez Peña sigue enquistando a personal sin capacidad y experiencia judicial.

Se habla que ha reprimido a jueces, despedido a personal que llevaba años allí y ha sido complaciente con los nombramientos de nuevos magistrados que no tienen ninguna capacidad. Aunado a ello ha descuidado su relación con los sindicatos, pues no ha permitido que se depositen las cuotas de sus trabajadores. Las quejas aumentan y la situación al interior de ese poder se complica cada día más.

P.D. José Yunes Zorrilla será el candidato del PRI al gobierno de Veracruz. Aunque muchos lo dan como favorito la realidad es que los bonos del PRI están por los suelos. Muchos priistas se fueron al PAN, favorito para ganar la elección y otros con Morena, que no ganará la elección si persiste en llevar como candidato al más faltista y menos productivo de los diputados federales en el Congreso de la Unión, Cuitláhuac García.



Opciones

Más Noticias







Todos los Derechos Reservados - Razón de Veracruz 2008 - 2018