Lunes 21 de Mayo de 2018

No soy cacique, pero no me achico ante nada: Basilio Picazo

Miguel Ángel Gómez Ruiz

Fecha: 02/02/2018
Hora: 18:34 hrs.

Xalapa, Ver.-A distancia, se aprecia a un hombre tan normal como cualquier otro. Gesticula, habla en voz alta y da instrucciones. Todos obedecen. No se ve tan peligroso como cuentan las historias y hasta pareciera que no rompe un plato. Alguien se le acerca y le entrega unos papeles, un trámite y atiende sin airarse, sin que aparezca ese hombre furioso del que relataron algunos medios la semana pasada. Es Camerino Basilio Picazo Pérez, Basilio para los amigos, asegura.
No es cacique, pero sí es reconocido en la región de Coyutla como un hombre que no se achica ante nada. Su fama de violento es inventada y algunas acusaciones sobre su comportamiento han sido “absolutamente falsas”, dice.
La semana pasada, previo al inicio de la penúltima sesión ordinaria en el Congreso local, Basilio Picazo fue cuestionado sobre la queja que presentó la regidora de Coyutla, Johana Leticia Álvarez contra el sobrino del diputado, de nombre Jesús Antonio Picazo y que encabeza la administración municipal en ese lugar bajo el auspicio del PRI. El legislador reconoce que no se exaltó por el tema, sino por la forma en que fue cuestionado pues las preguntas, dijo, fueron agresivas, sin que los reporteros (as) se dieran cuenta que los municipios son autónomos y que podría intervenir siempre y cuando hubiera un mandato de quienes conforman el congreso local.
De ninguna manera se ofendió por las preguntas sobre su sobrino, pues considera que éste es quien debe dar respuesta a esas preguntas debido a que por algo es la autoridad y está a favor de que el asunto se resuelva, pues recordó que ahora forma parte de la fracción del PAN en el congreso y debe ser institucional.
El legislador entiende que aunque el periodismo es único, no todos los que se dicen periodistas lo son, pues un sector del mismo está contaminado con gente que no representa los ideales del verdadero periodismo, otros basan sus cuestionamientos para sacar de sus casillas a los entrevistados con tal de tener la nota de ocho columnas y otros más son incisivos pero no faltan al respeto: “Hay de todo, yo respeto a la prensa pero no me gusta que me insulten o se metan en mi vida privada”, dijo.
Picazo Pérez insiste en ser una persona normal. Hombre de familia que trata de ser un buen esposo y que vive para aquellos que ama y que son su vida. Añade que si fuera realmente un ser malo no gozaría del cariño de aquellos le dieron el voto.
Reconoce que vivió momentos muy duros tras el asesinato del que fuera síndico en Coyutla, Miguel Alfonso Vázquez, en la administración que encabezó en el período 2001-2004, sin embargo, se mostró conforme de que la verdad “salió a la luz” y que no se le siguió involucrando en el crimen. Al día de hoy, lamenta esa pérdida, sin embargo, está conforme de que la sociedad que representa ha creído en él. Inclusive, añadió que nunca fue protegido por tener relaciones con funcionarios de Xalapa: “Estoy con la conciencia tranquila”.
Ingeniero de profesión, Camerino Basilio Picazo Pérez no es incondicional de nadie pero sí está dispuesto a trabajar por el bien de sus representados. Hace votos para que se resuelvan los conflictos en Coyutla y que haya concordia en esta administración que apenas inició.
Sonríe al recordársele si es realmente el “cacique bueno”, pues lo que le gusta es que la gente lo busca: “Hay reconocimientos inmerecidos pero la gente sabe que puede contar conmigo, no soy una persona suave, me conmuevo ante la tragedia pero actúo con energía cuando hay que hacerlo, no muestro debilidad”, asegura.
No habla de planes, sólo reconoce que cuenta con el respeto de sus compañeros, inclusive de amigos priistas con los que convivió durante tanto tiempo, muy a pesar que ahora forma parte de la fracción del PAN: “Los amigos se conservan, sean del partido que sean”.
No habla de temas electorales sino por el contrario, habla del trabajo que hay que realizar, pues la gente no espera: “Yo soy hombre de resultados y así continuaré, no me voy a detener por las críticas que haya sobre mí”.
Confía en que quede en el olvido el altercado con los reporteros en Xalapa, pues asegura que se dio a conocer un boletín sobre eso y aunque seguramente algunos querrán seguir hablando sobre el problema que se suscitó. Prefiere concentrarse en el trabajo.
Pero es claro, preferiría ser entrevistado sobre el trabajo que realiza en lugar de andar metiéndose en discusiones sobre temas que desconozca o en donde no sea tan fácil intervenir: “Tengo mi carácter pero también hay otras personas que tienen la mecha corta y se exaltan y allí comienzan los ataques. Mi gestión como diputado está en orden. Hago trámites, represento a mis ciudadanos y hago el mejor de los esfuerzos”.
La entrevista finaliza y en ningún momento apareció el diputado Picazo que otros describieron. Se queda en su lugar y continúa con su trabajo.




Opciones

Más Noticias







Todos los Derechos Reservados - Razón de Veracruz 2008 - 2018